El nivel preescolar busca fortalecer la formación armónica de sus alumnos.

Nuestro actuar está encaminado a la formación de hombres y mujeres íntegros, capaces de proyectar su pensar, actuara y sentir en cada uno de los momentos de su vida escolar, dando las bases que sostendrán sus aprendizajes posteriores.

Orientado a clases participativas donde lo importante es el “cómo enseñar” antes del “qué enseñar”, superamos las barreras del tiempo y del espacio al romper el paradigma del aula como único espacio de trabajo. Ahora, el alumno se relaciona, se informa, estudia, trabaja y se comunica en diversos espacios físicos y virtuales.
 
Al igual que los niños son diferentes, las formas de enseñarles cosas nuevas y de educarlos para la vida también deben evolucionar para responder a las necesidades de un mundo cada vez más exigente.